Galería

Galería de platillos

Longaniza de Valladolid

La longaniza de Valladolid, es un embutido típico de la gastronomía yucateca que podemos encontrar en diferentes platillos de la región, inicialmente se hacía con carne de Venado, pero se comenzó a preparar con cerdo hasta la actualidad.

Realizada por manos yucatecas y con un ahumado a las brazas, esta longaniza es tan deliciosa y versátil que puede servirse de varias maneras, lo más tradicional es mezclarla con huevos revueltos, pero también se puede disfrutar en tacos, o se puede comer acompañada de una salsa habanera, cebolla morada y frijoles negros colados. Sin duda un imperdible de la gastronomía Yucateca.

Cochinita pibil

La cochinita pibil es un platillo originario de Yucatán que se elabora con cerdo marinado en achiote, jugo de naranja agria y especias. Esta preparación se cocina dentro de un pib, en ollas u hornos de gas.

Antes de evolucionar a la cochinita pibil que conocemos hoy en día, los yucatecos solían consumirla en el Hanal Pixán. 

 Durante la época prehispánica y después de cada 31 de octubre, este platillo se ofrendaba a los fieles difuntos. En lugar de cerdo, se utilizaba faisán, jabalí o venado que eran cocinados en un pib o un horno bajo tierra.

Al igual que la mayoría de los platillos mexicanos, éste sufrió adecuaciones con la llegada de los españoles y el paso del tiempo.

Poc Chuc Especial

El poc-chuc es un platillo típico de Yucatán. Está hecho a base de carne asada de cerdo, jugo de naranja agria y de otros ingredientes que le dan un sabor inigualable.

Su nombre proviene del maya pok que significa “tostar” o “asar” y de chuc que quiere decir “carbón”; en conjunto puede traducirse como asar al carbón.

Papadzules

Los papadzules son tacos rellenos de huevo bañados en salsa de pepita y aderezados con sala de tomate. Así de sencillos. Se preparan a lo largo y ancho de la península de Yucatán, como parte de la antojería de la zona o como almuerzo.

Es muy común que los encuentres en Mérida como parte de la botana de cantina, pero a la vez son también un platillo casero, como de fin de semana, cuando se tiene más tiempo para elevar el almuerzo a sabores más complejos.

Papadzul es una palabra maya que proviene de los vocablos, papak, que significa untado; y de zul que es empapar o remojar. Aunque también se dice que los términos de origen son papa, comida; y dzul, caballero; de ahí que se crea que papadzul significa “comida de señores” o caballeros.